Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 06/08/2011

Una Mamá para todos I

Mi más bella invención, dijo Dios, es mi Madre. Me hacía falta una Mamá y yo la he hecho, la he hecho mi Madre antes de que Ella me hiciera a mí. Ahora, yo soy verdaderamente un Hombre como todos los hombres, no tengo nada que envidiarles, pues tengo una Mamá, una Mamá verdadera, esa que me faltaba.

 Mi Madre se llama María, dijo Dios, Su alma es absolutamente pura y llena de gracias, Su cuerpo es Virgen y está habitado de una luz que estando en la tierra nunca me cansé de mirarla, de escucharla, de admirarla. Ella es Bella, mi Madre, tanto, que estando lejos de los esplendores del Cielo, a su lado nunca me sentí desarraigado.

 Y no obstante, yo sé lo que es, dijo Dios, ser transportado por los ángeles, no se compara con los brazos de mi Madre. Creédmelo.

 

Michel “Patapon”, revista católica mensual para niños

Ediciones Tequi, Francia

 

Fuente:  María de Nazaret

 

 Bendiciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: