Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 12/04/2011

Gracias a Ti

No puede uno cansarse de admirar, Trinidad Santa, la resplandeciente Manifestación de Vuestra infinita Grandeza, Sabiduría y Amor. Nuestra pobre inteligencia humana, nunca hubiera podido soñar tal Redención, nuestros corazones jamás se hubieran atrevido a creer en un Amor semejante. En el asombro y el arrebato de Vuestra Luz, no me canso de admirar vuestra obra inefable. ¡Oh, mis Tres Bien amados!

 Para cantar “gracias”, me uno a todos los Ángeles y a todos los santos, y ante todo a mi Dulce y querida Madre, pues ellos ven y comprenden lo que nosotros apenas balbuceamos. Y a ti, Jesús, toda mi “gratitud”, todo mi reconocimiento y mi amor, por Vuestra Divina Eucaristía, centro de toda economía sobrenatural, hacia la cual todo converge y de donde se extiende en sobreabundancia la Vida; una Vida renovada sin cesar.

 ¡Gracias a ti Virgen María, cuyo Fiat indispensable nos hizo merecedores de tan sublime realidad!

 

Marta Robin. Diario Intimo, 21 de julio de 1932
www.mariadenazaret.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: