Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 10/03/2011

La Iglesia es la Esposa nacida de la costilla de Cristo, como Eva de la costilla de Adán

  El 22 de febrero de 1931, en Plock, Sor Faustina ve a Jesús, vestido de blanco, una mano en alto para bendecir y la otra apoyada en el corazón del que irradian rayos blancos y rojos que la túnica entreabierta deja ver.

   La religiosa admira a Jesús en silencio y le escucha este mandamiento: «Pinta esta imagen según el modelo y con la invocación: “Jesús en Ti confío”. Yo deseo que esta imagen sea venerada primero en la capilla y en seguida en el mundo entero. Yo prometo que el alma que venere esta imagen no perezca”.

    Los dos rayos representan el agua y la Sangre que, así como se produce el nacimiento de la mujer en el éxtasis del sueño profundo de Adán, así también después de la muerte, Cristo nos entrega el agua y la Sangre. Su muerte sería como ese éxtasis, para que nosotros entendamos, a partir de ese momento, que la muerte no es sino un sueño.

Fuente: www.mariadenazaret.com

Bendiciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: