Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 08/02/2011

Presérvame un corazón de niño

Santa María Madre de Dios,

Guárdame un corazón de niño, puro y transparente como una fuente.

Otórgame un corazón simple que no saboree las tristezas.

Un corazón magnífico para ofrecerlo, tierno en la compasión.

Un corazón fiel y generoso

Que no olvide ningún bien y no tenga rencor por ningún mal.

Ante tu Divino Hijo

Un corazón tan grande que ninguna ingratitud lo paralice

Que ninguna indiferencia lo doblegue, un corazón atormentado por

la Gloria de Jesús

Herido por su Amor y cuya herida se cicatrice únicamente en el Cielo.

Padre Leoncio de Grandmaison (1868-1927)

Fuente: www.mariadenazaret.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: