Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 31/10/2009

El Rosario nos introduce en un ambiente Mariano II

Nuestra Mamá María nos protege con su Manto siempre

Nada es más particular a María, nada le pertenece tanto que vivir intensamente el Misterio de su Hijo, ese Misterio que Ella conservaba, repasaba, meditaba y saboreaba en su corazón.
Y entre los gestos del Evangelio que componen ese Misterio, aquellos en los que se complace por excelencia su recuerdo contemplativo son los que el Rosario ha integrado, porque son la materia misma de su existencia.

Benoit Thierry D’Argenlieu, La teología del Rosario
en María, Estudios sobre la Virgen María, Tomo V

 

Fuente: María de Nazaret

 

 

Bendiciones…

BELLA THEOTOKOS

La Luz, el Amor de Jesús y de la Bella María

están en ustedes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: