Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 09/08/2009

Te amo, oh mi Dios

Jesús quiere que seamos como niños

Te amo, Oh mi Dios.
Mi único deseo es amarte
Hasta el último suspiro de mi vida.
Te amo, Oh infinitamente amoroso Dios,
Y prefiero morir amándote que vivir un instante sin ti.

Te amo, oh mi Dios, y mi único temor es ir al infierno
porque ahí nunca tendría la dulce consolación de tu Amor,
Oh mi Dios, si mi lengua no puede decir
cada instante que te amo,
por lo menos quiero
que mi corazón lo repita cada vez que respiro.

Ah, dame la Gracia de sufrir mientras que te amo,
Y de amarte mientras que sufro,
y el día que me muera
no solo amarte pero sentir que te amo.
Te suplico que mientras más cerca estés de mi hora
Final aumentes y perfecciones mi Amor por ti.

Amén.

 

San Juan María Vianney

 

Bendiciones…

La Bella María con los angelitos

La Luz, el Amor, la Paz de Jesús y de la Bella María

están en ustedes

Anuncios

Responses

  1. Dios es el que me da la fuerza para seguir batallando contra mis defectos y el que me da la esperanza de vivir un día más y si no es en la Tierra ya estaré en la espera de su presencia hasta que llegue el Apocalipsis que por cierto ya se acerca.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: