Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 24/04/2009

Recuérdame

Ángelito de mi guarda 

Recuérdame siempre que tengo que vivir.

Recuérdame que no estoy de paso por la vida, y si lo estoy, recuérdame que tengo que poner todo de mí, para que valga la pena vivirla.

Recuérdame que tengo que dejar huellas, y que sean buenas, que sirvan a otros de ejemplo.

Recuérdame que me quiera mucho, pues solo así podré querer a los demás.

Recuérdame que no pague con la misma moneda, que sepa diferenciar los valores.

Recuérdame tener siempre una sonrisa en mi rostro, que nadie sepa si estoy sufriendo.

Recuérdame no fingir nunca amor, si en realidad no lo siento.

Recuérdame no lastimar a nadie, ni con el pensamiento.

Recuérdame que si los problemas no tienen solución, no son problemas.

Recuérdame que hay momentos en que tengo que saber decir no, pero debo tener la mejor de las dulzuras para hacerlo.

Recuérdame, que si tengo que decir sí, que lo haga con el corazón.

Recuérdame que si me equivoco, sepa pedir perdón.

Recuérdame por favor, no se te olvide, que si me haces recordar todo esto, seguro seré muy feliz lo mucho o lo poco que viva.

¡Recuérdame que de esto se trata la vida!

 

Desconozco

su autor

 

Bendiciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: