Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 29/12/2008

El Rostro Materno de la Bella María en los primeros siglos I

MAMÁ MARÍA LE DA UN BESO A SU NIÑO JESÚS

Por: Thalia Ehrlich Garduño

El regalo del Padre a la humanidad es su Hijo, nuestro Señor Jesús que nos fue dado a través de la Hermosa Doncella de Nazaret, y justamente llamada por los Santos Padres: Theotokos (Del griego: Theos, Dios; y tokos, madre; la que engendra, la que da a luz).

Alejandro obispo de Alejandría fue el primero en usar ese título, y que después les sirvió a ellos para designar a la Bella Madre de Dios: “Después de esto, profesamos la resurrección de los muertos, cuyas primicias fue Nuestro Señor Jesucristo, quien realmente y no en apariencia, tomó un cuerpo de la Bella María, la Madre de Dios, “Theotokos.”                              (Carta Encíclica de Alejandro, Obispo de Alejandría hacia el año 319).

En la Constitución Lumen Gentium, el Concilio afirma que, “Los fieles unidos a Cristo, su Cabeza, en comunión con todos los santos, conviene también que veneren ante todo la memoria de la Gloriosa siempre Virgen María, Madre de Jesucristo Nuestro Dios y Señor” (n.52).

La Constitución Conciliar usa los términos del canon romano de la misa y así destaca el hecho de que la Fe en la Maternidad Divina de la Doncella de Nazaret se encuentra presente en el pensamiento cristiano desde los principio de los siglos. En la Iglesia que acaba de nacer, a la Bella María se le recuerda con el título de Madre de Jesús.

Lucas es el que le da este título en Hechos de los Apóstoles, que por lo demás, corresponde a lo que dice el Evangelio:

“¿No es éste (…) el Hijo de María?”, se preguntaron los habitantes de Nazaret, según el relato de san Marcos (6,3).

“¿No se llama su Madre María?”, es la pregunta que refiere san Mateo (13, 55).

Para los discípulos congregados, después de la Ascensión, el título de Madre de Jesús obtiene otro significado.

La Hermosa María es para ellos una persona única y especial: le fue dada la Gracia de engendrar al Hijo de Dios, vivió mucho tiempo con Él, y en el Gólgota, su Hijo le pidió que fuera Madre de Juan, su Discípulo amado y por medio de él, fuera Madre de todos los integrantes de su Iglesia.

Para las personas que creen en Jesús y lo siguen, “Madre de Jesús” es un título de Honor y Veneración que siempre será en la vida y en la Fe de la Iglesia.

De esta forma singular, quieren afirmar con este título, que nadie puede mencionar el origen de Jesús, sin reconocer el rol de la Mujer que lo engendró en el Santo Espíritu según la naturaleza humana.

 

(Catequesis del Papa Juan Pablo II, 13 septiembre de 1995)

 

 

Que la alegría de la Navidad siempre esté con ustedes.

Bendiciones… Sonrisa

arbolito de NAVIDAD

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: