Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 02/08/2008

No hay una oración que el más lamentable pecador no pueda decir

MAMÁ MARÍA Y JESÚS (imagen que está en la Plaza de san Pedro)

Las oraciones a María son oraciones de reserva.

Así es, oraciones de reserva.

No existe ninguna en toda la Liturgia, ninguna, me oyes, ni una sola que el más lamentable pecador no pueda verdaderamente decir.

En la dinámica de la Salvación, el ‘Ave María’ es nuestro último recurso.

Con ella nadie se puede perder.

 

Charles Péguy
Entrevistas con Joseph Lotte – 27 de septiembre, 1913

 

Fuente: www.mariadenazaret.com

 

Bendiciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: