Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 10/07/2008

Hacerle Sitio a Dios

Jesús quiere que seamos como niños

Me levanté temprano una mañana

y me lancé a aprovechar el día.

Tenía tantas cosas que hacer

que no tuve tiempo para rezar.

Se me amontonaron los problemas

y todo se me volvía cada ves más difícil.

¿Por qué no me ayuda Dios? -me preguntaba-.

Y Él me respondió: "No me lo haz pedido".

Quería sentir la alegría y la belleza,

pero el día continuó triste y sombrío.

Me preguntaba por qué Dios no me las había dado

y Él me dijo:  "Es que no me las has pedido".

Intenté abrirme paso  hasta la presencia de Dios

y probé todas mis llaves en la cerradura

y Dios me dijo suave y amorosamente:

"Hijo mío, no has llamado a mi puerta".

Pero esta mañana me levanté temprano

y me tomé una pausa antes de arrostrar el día.

Tenía tantas cosas que hacer,

que tuve que tomarme tiempo para orar.

 

Anónimo

Bendiciones…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: