Posteado por: Thalia Ehrlich Garduño | 27/09/2007

«María conservaba todas esas cosas en su corazón» (Lc. 2, 51)

Lucas, el evangelista, describe a María como la Virgen silenciosa, constantemente a la escucha de la Palabra Eterna, viviendo siempre en la Palabra de Dios. María guarda en su corazón las palabras que vienen de Dios y, uniendo unas a otras como un mosaico, aprende a comprenderlas. En su escuela nosotros también debemos aprender a ser discípulos atentos y dóciles al Señor.

Homilía del Papa Benedicto XVI, 1° de enero, 2006.
Méditations sur Marie, (en francés) Ediciones Salvador, París, 2007

Bendiciones…Risa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: